COEDICIONES


 No tengo tiempo de Arturo Vallejo, ganador del Segundo Virtuality Literario Caza de Letras
Dirección de Literatura, UNAM / Alfaguara

El 26 de noviembre de 2008 los integrantes del jurado: Mónica Lavín, Alberto Chimal y Álvaro Enrigue declararon ganador a Arturo Vallejo, quien participó en el Segundo Virtuality Literario Caza de Letras con el seudónimo “Ciencia Vudú”, por su novela No tengo tiempo. En este certamen convocado en su segunda emisión por la Dirección de Literatura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, se recibieron 96 novelas entre el 4 y el 19 de agosto; de ellas, doce se eligieron para concursar en un blog-taller durante dos meses y sólo tres resultaron finalistas. Los miembros del jurado propusieron tareas y ejercicios a los concursantes quienes debían cumplir con los siguientes requisitos: ser menores de 40 años, de habla hispana, radicados en México y tener una novela corta inédita de entre 80 y 120 cuartillas. Los “espectadores-lectores” opinaron sobre el proceso de trabajo de la novela de cada participante. El público y el jurado emitieron sus votos para decidir quién debía abandonar el certamen o permanecer en él. El Segundo Virtuality Literario Caza de Letras favoreció la interacción entre el jurado, los escritores y lectores a través de un concurso en línea único en su género y dio como resultado esta obra. La Chaparra, protagonista de No tengo tiempo, trabaja preparando hamburguesas que nunca le quedan como las de la fotografía. Su sueño es llegar a ser empleada del mes aunque haga todo lo posible para que nadie se fije en ella. Su vida transcurre entre el metro y el trabajo haciendo un alto en los conciertos de rock. Rodean a la Chaparra personajes víctimas de lo cotidiano: la Maldad, el Güero de Rancho, la Ñoña de Lentes, el Tipo Asqueroso con voz quebrada, un príncipe azul que comanda a las Almas Muertas, el Guasón que dosifica su cleptomanía con robo hormiga de libros, el Grunch: todos ellos son descritos con una prosa y un ritmo apremiantes donde prevalecen los discursos vacíos y los sueños innecesarios.

 

 Visión de España
Dirección de Literatura, 2009

Visión de España, edición preparada para conmemorar la entrega del Premio Príncipe de Asturias 2009 a la Universidad Nacional Autónoma de México, ostenta en su portada una fotografía de la Biblioteca Central, de Juan Antonio Gómez Olguín. La antología incluye una introducción del Dr. José Narro Robles, Rector de la UNAM, así como textos de veintidós escritores, historiadores y filósofos que, desde fines del siglo XIX hasta la actualidad, han establecido un puente entre México y España. El Dr. Narro Robles evoca, en su prólogo, dos Visiones: la Visión de Anáhuac, donde Alfonso Reyes “hizo una descripción puntual de México-Tenochtitlan, la flor de piedra, ciudad magnífica que tanto asombraría a los recién llegados apenas cruzaron por entre los gigantes elevados”, el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl, “esculturas naturales indelebles, tanto en el paisaje como en la vida de los mexicanos”; y la Visión de los vencidos, de Miguel León Portilla, “eminente universitario” quien hace apenas medio siglo “recogió la versión en náhuatl de la conquista bajo el emblemático título de Visión de los vencidos”.

 

 El imaginario fotográfico de Michel Frizot
Dirección de Literatura, UNAM/Almadía/
Fundación Televisa/CONACULTA/
Embajada de Francia, 2009


En este libro Michel Frizot reflexiona acerca del desarrollo de la fotografía, desde la invención del daguerrotipo en 1839, “lo cual señaló la invención oficial de la fotografía”, hasta las polémicas fotografías falsas de Man Ray que circulan en el mercado. En el primer capítulo, Frizot examina las definiciones del régimen fotográfico, sus elementos clave sucesivos y sus impactos antropológicos, llamados así “por el grado en que determinaron los criterios de la cultura, la extensión del universo del conocimiento y la circulación de la información a escala mundial”. En el segundo, el autor explora las características del régimen fotográfico, en el marco de un debate crítico sobre la indicialidad y las aportaciones de la semiología. Posteriormente, Frizot explica la característica esencial de la práctica fotográfica desde su invención, con la difusión del concepto de negativo aplicado a la imagen y del proceso de inversión que lo acompaña.

 

 Más allá de la sospecha, una panorama de la narrativa francesa contemporánea
(Dirección de Literatura, UNAM/Editorial Almadía; prólogo y compilación de Philippe Ollé-Laprune, 2009)


“La literatura escrita en francés goza de una extraña reputación: la de encontrarse a disgusto en la brevedad, como si requiriera de un espacio más amplio para ofrecer mejores resultados”, escribe Philippe Ollé-Laprune en el prólogo a esta antología. Si bien la prosa de los más grandes autores franceses construye ficciones que rechaza las formas compactas y las historias con tramas concentradas, esta antología nos permite apreciar, de acuerdo con el compilador, “las herencias y las rupturas, así como una inevitable relación con el pasado, la conciencia de los avances que experimenta una disciplina artística y el intento de elevarla por encima de lo existente para crear algo nuevo”. Desde el comienzo del siglo XX la narrativa francesa, apunta Ollé-Laprune, “ha atravesado buen número de pruebas que resquebrajaron su legitimidad o, por lo menos, amenazaron las bases mismas de su presencia”. Algunos asimilaron tales críticas “y supieron construir su obra a partir de ellas, otros ignoraron de manera soberbia lo que consideraron una pérdida de tiempo y crearon sobre bases más clásicas”, mientras que otros “supieron mezclar ambas tendencias, y entretanto todos los anteriores han seguido escribiendo una obra que se encuentra más allá de toda sospecha”.

 Seúl es una esquina blanca
(Dirección de Literatura, UNAM/DGE|Equilibrista, 2009)

Seúl es una esquina blanca, de León Plascencia Ñol, es el resultado de la estancia que el autor pasó, durante seis meses, como huésped de un centro de escritores a las afueras de Seúl, en Corea del Sur. Escrito en forma fragmentaria, el libro es, según Julián Herbert, “mucho más que una crónica de viajes: confesión y tesis: turismo y ascensión: verdad espiritual y comilona: un tránsito cuyo itinerario no persigue el interior o el exterior del ser sino su intersticio: la integridad de la mirada”. Plascencia Ñol “ahonda su condición vital de escribiente/trashumante para obsequiarnos un rollo de grabados cuyos trazos suscitan, alternativamente, el zen y el karaoke, el pop de neón y la reminiscencia proustiana, el exotismo sibarita y una desencantada, lúcida, rara intuición metafísica”.

 La brújula hechizada
(Dirección de Literatura/UNAM/DGE|Equilibrista/CONACULTA, 2009)

La brújula hechizada, de Mauricio Montiel Figueiras, constituye una brújula para que el lector se aventure sin riesgo a perderse en medio de la oferta editorial  que campea hoy en día, “producto de una globalización –según el autor- que apela primordialmente al consumo indiscriminado y acrítico”. El libro incluye ensayos sobre la vida y obra de autores tan disímbolos como Henning Mankell, Fleur Jaeggy, Haruki Murakami, Paul Auster, Ricardo Piglia, Cees Nooteboom, W.G. Sebald y Roberto Bolaño. Dividido en cuatro coordenadas que corresponden al Noreste, Noroeste, Sureste, y Suroeste, territorios geográficos que a su vez corresponden a los lugares de origen de cada escritor, La brújula hechizada se propone, de acuerdo con el propio autor: “Dejarse conducir por esa brújula, o lo que es igual, rendirse al influjo magnético de la buena literatura”.

 Dos X Tres, apuntes autobiográficos de Federico Silva
(Dirección de Literatura, UNAM/DGE|Equilibrista, 2010)

Este libro reúne imágenes, fragmentos autobiográficos, sueños y recuerdos de Federico Silva, crítico político y osado explorador. Anecdotario y glosario individual a la vez, Dos X Tres da cuenta, asimismo, de algunos hechos de la vida cultural, política y social mexicana desde los años 60 hasta el 2009, año en que se presentó su libro intitulado Papel y tijeras, “un libro didáctico, provocador, que muestra un proceso de creación; un cierto método que se inicia con un ejercicio infantil: recortar papel con tijeras y hacer figuras que se transforman y evolucionan, resultado de la curiosidad, la investigación y la búsqueda”. Silva también reflexiona en estas páginas sobre el origen de su vocación artística, su formación como escultor y las ideas vanguardistas que ha sostenido en materia de estética. La realización de numerosos proyectos como la fascinante decoración de la Cueva de Huites en el estado de Sinaloa, o la construcción de artefactos cinéticos, lumínicos y sonoros, tienen de igual modo cabida en esta narración. En 2010 Federico Silva será galardonado por la UNAM con el Doctorado Honoris Causa, por su trayectoria artística. Federico Silva (Ciudad de México, 1923) ha sido un guerrero incansable en las artes y la política, renovador de lenguajes y estructuras, explorador de tecnologías y movimientos estéticos, y actor determinante del arte mexicano en la segunda mitad del siglo XX. Después de haber colgado una exposición de sus obras pictóricas, hace varias décadas, Federico Silva decidió descolgarlas, y ante el público, flecharlas y destrozarlas, anunciando de esa manera su renuncia a la práctica de la pintura tradicional. Este hecho significativo ayuda a ubicar el temperamento y posición estética revolucionaria del artista que participó en la concepción y desarrollo del espacio escultórico de la Ciudad Universitaria en la Ciudad de México (1979), una de las obras más representativas del arte contemporáneo de Iberoamérica, que renovó los principios del arte colectivo.

 

 De atrásalante en su porfía de Juan Gelman
(Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, 2010)

En estos poemas de Juan Gelman el desencanto y la desdicha son apenas escalas en el largo camino hacia el hallazgo “de lo que nunca fue”. Así restaura el poeta su extenso inventario de utopías; así también les restituye su dimensión de cosas por cumplirse. Nada es pérdida en el diario afanarse por la dicha, en el juego infinito de asediarla: el amor, cada día, vuelve a echar mano del gesto y la palabra para lamer las heridas de lo posible. Lo que esta voz informa desde hace más de cincuenta años se afina y se depura en estas líneas, abiertas como nunca a ciertos sueños, fantasmas “que vuelven a la lengua con un sollozo mudo”. En la contraportada del libro se lee: Hamlet porteño, Gelman asume una perplejidad tanguera al enfrentar las cachetadas de la muerte y la vida: Voltear la muerte hacia lo abierto / no cambia sus condiciones, ni / cesan sus cenizas como / si al pasar no pasara/. De atrásalante en su porfía, libro publicado por la Dirección de Literatura de la UNAM en coedición con Ediciones Era está dedicado por el autor al poeta Marco Antonio Campos. Asimismo, Gelman dedica algunos poemas a los poetas Hugo Gutiérrez Vega y José Ángel Leyva. A Alí Chumacero le dedica “La esquina”; he aquí los primeros versos: En De la Luz y Cráter se ven, / camino del Ajusco, / las imaginaciones de la tierra de nadie, / el sueño de los espejismos / que quieren todo. Nómadas / de la palabra pasan / a grupas de un silencio /. La portada del libro es un políptico de Jan Hendrix titulado Script y el diseño de la misma es de Juan Carlos Oliver. Juan Gelman escribió los poemas incluidos en estas páginas entre 2007 y 2009.

 

 Lunas de Bárbara Jacobs
(Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, 2010)

Tres miradas distintas sobre un mismo personaje. Dian Yaub, Lucrecia Cordal y Eliza U. Ossip -¿heterónimos de la escritora Bárbara Jacobs, siguiendo los pasos de Fernando Pessoa? ¿máscaras de la autora?- van tras las huellas de Pablo Lunas, excéntrico profesor de literatura a quien las narradoras ficticias retratan según sus propios puntos de vista. Novela, ensayo sobre la lectura y los libros y biografía a la vez: Bárbara Jacobs teje con un hilo sutil los géneros que convergen en estas páginas donde el lector construye con cada uno de los tres relatos su particular historia acerca de Lunas, profesor apasionado de los libros, espejo asimismo de los personajes que lo rodean, entre los que se encuentra su viuda, habitante de Pueblo Quieto. Acerca de la escritora, autora, entre otros libros, de Doce cuentos en contra, Las hojas muertas y Nin reír, Gabriel García Márquez opina: “Creo que ella no es sólo uno de los buenos escritores en estos tiempos de libros fáciles, sino que no conozco muchos que sepan anticipar con la misma honradez casi suicida el largo y doloroso calvario de su gestación y escritura. Podría pensarse de mala fe que es un truco de astucia para ganar méritos, pero sus lectores cautivos sabemos que es en realidad un caso de honradez inusitada aun a riesgo de su propia obra. Su terror es quizá el mismo y pocas veces confesable que otros escritores picapedreros padecemos desde las primeras tentativas de nuestros textos, pero creo que muy pocos lo vivimos de un modo tan encarnizado como ella en la pesquisa ansiosa de cada palabra perdida, de cada frase banal, de cada átomo del corazón y consciente como pocos de las dificultades inmensas con las que nuestros propios libros empiezan a acosarnos desde mucho antes de ser concebidos. Soy uno de sus muchos lectores puntuales, y mi admiración por sus libros es apenas comparable con la que tengo por su fidelidad a sí misma”.

 

portada-afluentes.jpgAfluentes de Pura López Colomé
(Dirección de Literatura, UNAM/DGE|Equilibrista, Colección Pértiga, 2010)

Afluentes, de la poetisa y ensayista Pura López Colomé, reúne ensayos en torno a la poesía y las artes plásticas. Dividido en tres capítulos, el libro ofrece la visión de la autora acerca de la obra del poeta irlandés Seamus Heaney, de Hilda Doolittle y Paul Celan, así como de los mexicanos Octavio Paz, José Emilio Pacheco y Juan Carvajal. López Colomé dedica la última sección a dos pintores: Phil Kelly –recién fallecido- y Frida Kahlo, y a algunas artistas representativas de la pintura mexicana del siglo XX. Texto de madurez intelectual, donde la prosa alcanza revelaciones antes inadvertidas y certidumbres icásticas a la manera de un poliedro iluminado, Afluentes también representa una culminación reflexiva para Pura López Colomé, una poeta y ensayista que se cuenta entre las mejores de la lengua española contemporánea. El libro incluye un poema dedicado por la autora a Juan Carvajal, intitulado: Para siempre, mismo que escribió con la intención “de animarlo en el supuesto tránsito hacia la salud en que se hallaba”, como refiere la escritora, cuyos versos son una prueba de que los “vasos comunicantes [de ambos poetas] en Realidad, probaron ser sólo un eco del Anima mundi”: (…) Pongo el oído ahora, entonces, / contra tu pecho: el yunque y el martillo / marcarán el tiempo./ Tu corazón, metrónomo de tantas estrategias / ex nihilo, / ensordece los gritos de mi infancia./ Silba. /

 Expuesto de Brian Nissen
(Dirección de Literatura, UNAM / DGE|Equilibrista / Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; colección Pértiga)

Los textos de Brian Nissen incluidos en Expuesto, reportes y rumores en torno al arte de Brian Nissen se encuentran a caballo entre el género de la crónica y del cuento. De acuerdo con Rubén Gallo, autor del prólogo, nos permiten “atisbar en la mente del artista y comprender el juego de ideas, de reflexiones, de experiencias y de conversaciones que acompañaron la creación de la obra”. Nacido en Londres en 1939, Brian Nissen, pintor y escultor, ha transitado por Nueva Cork y México, Barcelona y Perú. Expuesto revela las reflexiones y el pensamiento de Nissen en torno al arte a través de textos cortos escritos por el artista plástico o de ensayos de poetas y narradores como Eliot Weinberger, Carlos Fuentes, Alberto Ruy Sánchez, Laura Esquivel y Guillermo Sheridan. El libro incluye fotografías de Nissen y su obra.

Intolerancias, de Víctor Hugo Rascón Banda

 

Intolerancias (Dirección de Literatura–Casa Juan Pablos, 2005) reúne tres obras de teatro del entrañable dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda, fallecido en julio del año en curso: “Apaches”, “El deseo” y “Mujeres que beben vodka”. Las dos primeras fueron escritas durante una de las muchas veces que estuvo internado en el hospital, entre sueros, tanques de oxígeno y transfusiones de sangre, como lo refiere él mismo en el prólogo.

En “Apaches”, el racismo y el genocidio son los temas centrales; en esta pieza teatral el autor experimenta con el lenguaje igual que en “El deseo”, la primera obra sensual de Rascón Banda, según sus propias palabras. El autor confiesa, en efecto, que al escribirla se sintió feliz en la cama del hospital jugando con las palabras, llevando la síntesis del diálogo al mínimo indispensable. El tema del exilio, a través de la mirada de dos personajes femeninos, es abordado en “Mujeres que beben vodka”.

 

Diferencias
Dirección de Literatura UNAM, Sexto Piso.

Este libro del escritor serbio Goran Petrović (1961), quien recientemente participó en la Feria del Libro de Oaxaca, reúne cinco relatos donde lo insólito reside en lo cotidiano, en aquello que tenemos frente a nosotros día con día y que pasa inadvertido de tanto verlo. Las narraciones son cortas y su estructura es fragmentaria, y en ellas los personajes se caracterizan por su excentricidad. Entre los personajes de estos cuentos se encuentra un anciano obsesionado con un ritual cotidiano en el que todo tiene que estar en su lugar, mientras que la señora Panic pinta con distintas figuras las caras de su esposo y de los transeúntes porque, según explica, “dicen una cosa y hacen otra”. Con Diferencias, Goran Petrović obtuvo el premio NIN, máximo reconocimiento de las letras serbias.

 

 

 

Crónicas y ensayos de Marius de Zayas
(Dirección de Literatura-UNAM / DGE|Equilibrista / Conaculta, 2009)

Crónicas y ensayos (Dirección de Literatura UNAM, DGE|Equilibrista, Colección Pértiga), de Marius de Zayas (1880-1961). Reúne por primera vez las crónicas y ensayos que a principios del siglo escribió el escritor y caricaturista sobre la vida en las ciudades de París y Nueva York. Con una prosa ágil y no exenta de sentido del humor, Zayas registra las múltiples actividades prevalecientes en los entornos teatral y artístico de ambas ciudades. Refleja, asimismo, las impresiones del autor sobre artistas como Paul B. Haviland, August Rodin, Eugène Carrière y Pablo Picasso.

 

 

El león y el arcángel. Antología de cuentos italianos
del siglo XX

(Dirección de Literatura / Seix Barral, 2008)

Los diez autores aquí convocados son una muestra de la riqueza que generó la literatura fantástica en el siglo XX italiano. Una narrativa que refleja el profundo sentimiento del tiempo que marcó a esa generación: de Italo Svevo (1861) a Elsa Morante (1912), un periodo representativo de cincuenta años, cada uno de los escritores que aquí confluyen optó por una misma vía: el arte como un reducto para enfrentar la desdicha. El león y el arcángel reúne una serie de relatos esenciales de la literatura italiana del siglo XX. Un recorrido fantástico que apuesta por la imaginación a través de una poética de inusitada belleza. Entre los autores antologados se encuentran: Massimo Bontempelli, Grazia Deledda, Italo Svevo, Dino Buzzati, Eugenio Montale, Alberto Moravia y Luigi Pirandello.

 Rumores de silencio de Enrique Maza
(Dirección de Literatura, UNAM, 2008)

El silencio es la materia prima del sonido y, por extensión, de la palabra. La doble cualidad del silencio consiste en imprimir a los sonidos la mayor sutileza posible y, a la vez, la mayor profundidad. Así lo demuestra el autor de este libro, al evocar en sus versos la sencillez nacida de la decantación de los murmullos cotidianos. Enrique Maza es bien conocido en el ámbito periodístico nacional por su participación en el mítico Excélsior de Julio Scherer, así como por sus columnas en el semanario Proceso y en diversos medios impresos de circulación nacional. Este es su primer libro de poemas.

 

 

Los orillados de Hernán Bravo Varela
Dirección de Literatura, UNAM / Consejo Nacional para la Cultura y las Artes / DGE|Equilibrista, colección Pértiga

Los orillados incluye retratos biobibliográficos de cinco poetas latinoamericanos cuyo lugar es un evidente “afuera” (la terminología es de Maurice Blanchot, citado por Eduardo Milán en el prólogo). Opuestos a la tradición, los escritores que conforman la nómina de orillados en el libro de  Hernán Bravo Varela (Ciudad de México, 1979) son: Marosa di Giorgio (“niña poética o poetisa voluntariamente pueril”); Luis Hernández (“amanuense de su propia poesía”); Juan Carlos Bustriazo Ortiz (“panteísta de rítmico lenguaje telegráfico”); Raúl Gómez Jattin (“loco acaso demasiado consciente de serlo”); y Abigael Bohórquez (“homosexual y justiciero”). Bravo Varela se pregunta en su libro: ¿Por qué hay escritores que sobreviven en un margen –su orilla- sin que nada explique  radicalmente ese lugar, nada que no suceda con otro? Eduardo Milán encuentra una respuesta: el autor “sostiene esa incógnita, cómo es posible que estos cinco ejemplos de escritura desobediente latinoamericana hayan sido mantenidos por una institución llamada ‘literatura’ en una especie de zona neutral, condicionados a ser alternativa de lectura, una oferta más en el número de preferencias”. Los orillados fue finalista del Premio Nacional de Ensayo Joven José Vasconcelos 2007.

 

La voz del espejo de Fabienne Bradu
(Dirección de Literatura, UNAM / DGE|Equilibrista / Conaculta, 2009)

Estos ensayos trazan la posible línea de la trayectoria vital e intelectual de Fabienne Bradu, quien también es autora de novela, biografía y crítica literaria. Rafael Cadenas, Gonzalo Rojas, André Breton, Octavio Paz, Julio Cortázar, Charles Nodier, Jean Genet, Jean-Paul Sastre, José Vasconcelos, Antonieta Rivas Mercado, Marguerite Duras, Rosario Castellanos, Julieta Campos, Graciela Iturbide y Nina Berberova, se encuentran entre los personajes en cuya vida y obra indaga la autora. En el ensayo titulado “Leer”, Bradu escribe sobre los libros que han marcado su vida: Aurélien de Louis Aragon, La cartuja de Parma, Rayuela de Julio Cortázar, El dolor de Marguerite Duras, El cuaderno dorado de Doris Lessing y El mago de John Fowles. La voz del espejo: diálogo de espejos, donde la autora se refleja en sus lecturas, a la vez que reflexiona acerca de la obra de escritores, así como de mujeres que han dedicado sus vidas al ámbito artístico.

 

 
 Ciudad de la memoria de José Emilio Pacheco
Ediciones Era / Dirección de Literatura, UNAM, 2009.

Ciudad de la memoria, de José Emilio Pacheco, toma su título de un poema del chileno Enrique Lihn incluido en su libro París, situación irregular: “Vivimos todos en la ignorancia total, en la ciudad de la memoria. Borrada”. La ciudad que habita las páginas de este libro del poeta recientemente galardonado en Madrid con el Premio Reina Sofía de Poesía no tiene existencia física. La memoria y acaso la nostalgia devienen metáforas del tiempo y el espacio de una ciudad, cualquiera, llámese París, Colima o México: el nombre no importa. La lluvia, el caracol, la cerámica de Colima, las parejas, los insectos e inclusive la ceniza constituyen la materia prima  que le permite al poeta transformarla en versos donde se combinan la profundidad y la ligereza. Publicado por vez primera en 1989, el libro incluye poemas escritos entre 1986 y 1989. Si en su libro anterior, Miro la tierra, José Emilio Pacheco abordó la temática de la tragedia provocada en la capital mexicana por el terremoto de 1985, en Ciudad de la memoria el autor vuelve la mirada hacia los objetos y los seres que habitan la urbe y los reconstruye, les da un nuevo significado a través de la poesía. En “Caracol” se vislumbran ecos de la poesía de Nezahualcóyotl: “A vivir y a morir hemos venido. / Para eso estamos. / Nos iremos sin dejar huella. / El caracol es la excepción. / Qué milenaria paciencia / irguió su laberinto erizado, / la torre horizontal en que la sangre del tiempo / se adensa en su interior y petrifica el oleaje, / mares de azogue opaco en su perpetua fijeza.”

 Especímenes de folclore bosquimano de Elías Canetti
(Dirección de Literatura, UNAM / Sexto Piso)

Especímenes de folclore bosquimano reúne leyendas y relatos de una de las razas más primitivas de la Tierra: los bosquimanos. Mac Call Theal, autor de la introducción escrita en la primera edición publicada en 1911, apunta: “eran miembros de una división de la especie humana que muy probablemente ocupó todo, o casi todo, el continente africano”. Al parecer, fueron total o parcialmente exterminados “y en parte absorbidos por razas más fuertes [de África] que presionaron desde el norte, excepto en algunas localidades aisladas donde pudieron sobrevivir”. Considerada, desde una perspectiva científica, una especie de “Adán genético” que contiene la herencia genética del resto de las razas humanas, es una de las razas “más salvajes e interesantes de la Tierra”, según Mac Call Theal. Se extendió no sólo por África, sino por una gran parte de Europa, del sureste de Asia y posiblemente por una porción más grande de la superficie terrestre.