COEDICIONES


 Alfabeto de las esfinges de Adolfo Castañón
(Dirección de Literatura, UNAM / DGE|Equilibrista / Conaculta, 2009) 

Alfabeto de las esfinges invita al lector a un viaje por el océano de las letras europeas y americanas a través de autores tan diversos como George Steiner, Ivan Illich, Miguel de Cervantes, María Zambrano, Gonzalo Rojas, Ramón Xirau o Alejandro Rossi. Adolfo Castañón reflexiona acerca de la obra de algunos de sus escritores predilectos con la erudición amena que caracteriza a su prosa. El autor deslinda así en estos ensayos una topografía intelectual e imaginaria que tiene el rasgo común de interrogar, comentando la búsqueda de ciertos lugares vocativos de iniciación, sacrificio y consagración por el arte. Se trata, en fin, de la construcción de un catálogo de maestros y de lecciones transatlánticas realizado por un apasionado lector de las ideas y de las formas que conjuga en un yo plural las vocaciones del poeta, el analista, el ensayista y el historiador.

 

 Por qué importa Sinatra de Pete Hamill
Dirección de Literatura, UNAM /  DGE|Equilibrista / CONACULTA, colección Pértiga

En este ensayo, Pete Hamill, quien fuera amigo de Sinatra, hace un recuento de los aspectos más relevantes de la vida y obra del notable cantante, desde la historia de sus padres, inmigrantes italianos, hasta su vejez, desmoronando mitos como el que asocia a Sinatra con las oscuras redes de la mafia y ensalzando lo que de él más importa, pese a todos los azares de su biografía: la música. Al cumplirse diez años de la muerte de Frank Sinatra aparece por primera vez traducido al español este libro, que Hamill se sentó a escribir justo al enterarse, por casualidad y en la sala de un aeropuerto, que el mundo se quedaba sin “la voz”. Por qué importa Sinatra es el producto del azar y del deseo que alguna vez el cantante le manifestó a Hamill de que escribiera su biografía.

 

 

 Una pequeña marquesa de Sade de Cube Bonifant
Dirección de Literatura, UNAM /  DGE|Equilibrista / CONACULTA, colección Pértiga

Las ciento dieciséis crónicas y los tres relatos de ficción contenidos en este volumen dan a conocer a los lectores de hoy una voz perdida en el tiempo: la de Cube Bonifant (1904-1993). Autora de más de dos mil notas, Bonifant fue ampliamente leída y comentada en la prensa de la Ciudad de México a partir de los años veinte. Sus artículos retratan la vida cotidiana en una capital que se reinventaba tras años de revolución. Con humor e irreverencia, Bonifant comenta temas tan diversos como las corridas de toros, los partidos de fútbol, las tertulias literarias o las modas cinematográficas, así como la violencia urbana y ciertos momentos absurdos en la política nacional. Bonifant representa a la nueva mujer de los años veinte: es profesional, polémica e interviene en los debates culturales más importantes de su momento. Murió casi en el olvido a finales del siglo XX en su casa de Coyoacán.

 

 Una habitación desordenada de Vivian Abenshushan

 

El ensayo es un paseo, o mejor: una deriva –escribe Vivian Abenshushan-, es decir, una excursión fortuita, imprevisible y llena de riesgo a través de zonas poco exploradas del pensamiento”. Una habitación desordenada (Pértiga, 2007) reúne la primera colección de ensayos de esta narradora, ensayista y traductora nacida en 1972.

 

Los insectos, el acto gozoso de rascarse la cabeza o de leer en la cama, una escalera laberíntica en un edificio de ladrillos púrpura, las albercas y el zapping caben en las páginas del libro cuyo hilo conductor es acaso el orden en medio del caos: el orden que adquieren los objetos a través de la escritura en esta habitación caótica tan sólo en apariencia.

 

 Sor Juana a través de los siglos (1668-1910) de Antonio Alatorre

 

Sor Juana a través de los siglos (1668-1910), (UNAM / El Colegio Nacional / El Colegio de México), de Antonio Alatorre, reúne en dos tomos casi medio millar de textos. En el prólogo, el escritor explica: “Mi recopilación de textos constituye una ‘historia’: la historia de la fama de sor Juana, contada por sus propios actores”.

 

 ¿Quiénes somos?, de Margarita Castillo

Elena Poniatowska la describe así: “Frágil y apasionada, fuerte, llena de vida, generosa, bondadosa, amiga. La voz que viene del alma”. El periodista Leonardo Frías Cienfuegos traza una semblanza muy breve de la autora: hace teatro, cine, poesía y su labor en Radio unam ha sido muy importante desde hace 29 años.

Integrado por tres poemas titulados “Rayadores”, “Impromptu” y “Exordios a Pedro Páramo de Juan Rulfo”, ¿Quiénes somos? muestra a través de sus páginas el árbol genealógico de los muros, desde las cuevas de Altamira, hasta los suburbios de la Ciudad de México. Con estos textos, explica Margarita Castillo, “digo, de una manera que me gusta, tres pedacitos de vida; intento capturar tres, entre muchas partes que conforman la realidad que nos envuelve”.

portada-falso-cuaderno.jpgEl falso cuaderno de Narciso Espejo de Guillermo Meneses (Dirección de Literatura, UNAM / Vanilla Planifolia, 2013)

 

En esta obra el yo del personaje se disloca –al igual que en el mito de Narciso- en medio de un juego de reflejos en el cual se cruzan simbologías, identidades y voces narrativas. Narciso Espejo es un personaje angustiado, siempre en zozobra, que es refutado por un tal Pedro Pérez; al escribir los recuerdos sobre Narciso al inventarlos, al hacerlos pasar por auténticos, Juan Ruiz crea una novela, es decir, otra ficción, un libro en el que todo parece verdad, pero puede ser mentira, invento, falacia. El autor de las memorias de Narciso duda sobre lo que escribe, titubea sobre la validez de todo conocimiento y elabora preguntas continuas que ponen en tela de juicio el conjunto. El falso cuaderno de Narciso Espejo es un bildungsroman como también lo es El retrato del artista adolescente.

 

De repente un toquido en la puerta de Etgar Keret (Dirección de Literatura, UNAM / Sexto Piso, 2012)

 

De repente un toquido en la puerta hilvana un cúmulo de historias, personajes entrañables y situaciones hilarantes –y al mismo tiempo desconcertantes- que caracterizan a los breves pero contundentes relatos de Etgar Keret. Llenos de humor, tristeza, compasión, pero sobre todo de un gran sentido del absurdo de la vida, los cuentos que componen este libro, considerado su trabajo más maduro hasta ahora, han confirmado a su autor como uno de los escritores más originales de su generación. Un pez-genio capaz de conceder deseos, un agujero que conduce a una dimensión desconocida en la que podemos vivir con las mentiras que contamos, un hombre capaz de saber y decir por anticipado exactamente lo que uno dirá tres segundos después, uno más que de tan aburrido se sienta todos los días en un café y se hace pasar por alguien que no es, una malograda fiesta sorpresa a la que asisten tan sólo tres personas que ni siquiera conocen bien al festejado, una empresa que vende buen clima todo el año, niños berrinchudos pero a la vez nobles y muy bien educados, hombres neuróticos, mujeres posesivas y solitarias, gente prejuiciosa, otros que sólo piensan en hacer dinero…toda una extraña pero muy familiar fauna a través de la cual el autor satisface los deseos no sólo de sus lectores sino incluso de sus mismos personajes, que en uno de sus cuentos, le piden a un tal Keret, a punta de pistola, que les cuente una buena historia, “no cualquier historia, sino una verdaderamente buena”. Y cuando éste está a punto de hacerlo…alguien más da, de repente, un toquido en la puerta.

La palabra contra el silencio, Elena Poniatowska ante la crítica (Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, selección y prólogo de Nora Erro-Peralta y Magdalena Maiz-Peña, México, 2013)

 

Nora Erro-Peralta y Magdalena Maiz-Peña escriben en el prólogo: “Elena Poniatowska se ha consolidado en sus sesenta años de producción literaria, periodística y cultural como referencia obligada e indispensable en el panorama de la literatura mexicana y de las letras latinoamericanas contemporáneas. Su contribución al debate intelectual, literario, cultural y de género se sitúa y nos sitúa en los límites de un impulso creativo nacido de una conciencia artístico-política y de una óptica de género inconformes”. Los ensayos aquí reunidos vinculan temáticas, problemáticas y debates culturales significativos en un volumen que, a decir de las compiladoras, “habla del género y desde el género, respondiendo a una obra literaria que se arraiga en un proyecto de vida, vocación, pasión y compromiso".

Pelourinho, de Tierno Monénembo (Dirección de Literatura, UNAM / vanilla planifolia; traducción de Paula López Caballero, México, 2013)

 

Un escritor africano busca en Salvador de Bahía, la primera ciudad colonial de Brasil, las huellas de sus raíces. La irrupción del “Escritore” cimbra la cotidianidad de los habitantes de Pelourinho, el centro histórico, antigua sede del mercado de esclavos y también el nombre del poste en el cual se les azotaba públicamente. Dos personajes nos guían por los barrios bajos, donde se vive de la rapiña y el asalto bajo la protección de los antiguos dioses africanos. Uno es un ladrón sin escrúpulos aparentes; el otro, una ciega que ve todo. En el transcurrir de su doble relato se tejen inextricables ligas genealógicas, a imagen de las ambiguas relaciones que unen y separan el África originaria y la América de la diáspora. Entre ruas, bares y favelas, donde se pisotean cabessas negras, los adoquines negros y redondos así llamados por los propietarios de esclavos, se representa en cada instante la tragedia del origen: la apasionada y violenta -¿y vana?- búsqueda de la identidad.

Primer manifiesto nadaísta y otros textos,  de Gonzalo Arango (Dirección de Literatura, UNAM / vanilla planifolia, México, 2013)

 

“Grito de rabia”, de acuerdo con Philippe-Ollé Laprune, el Primer manifiesto nadaísta del poeta colombiano Gonzalo Arango se da a conocer en 1958 cuando se funda el movimiento nadaísta, “acaso el más estrepitoso e inútil sobre la empobrecida tierra y frente a la empobrecida mente humana”, como lo refiere Jotamario Arbeláez en el prólogo. Arango define así el nadaísmo: “En un concepto muy limitado, es una revolución en la forma y en el contenido del orden espiritual imperante en Colombia. Para la juventud es un estado esquizofrénico-consciente contra los estados pasivos del espíritu y la cultura”. En el exordio Philippe-Ollé se pregunta: “¿Cómo, en el seno de un universo sórdido y cerrado como aquél de la Colombia de los años cincuenta, puede un hombre levantarse y gritar de rabia?” Y añade: “Este hombre sólo se representa a sí, saturado de amargura y desarmado frente a un sinnúmero de soluciones imposibles. Su grito sólo expresa su malestar y no es más que la voz de su postura y de su decepción frente a la vida que se le propone”.

Los oídos del ángel de Tomás Segovia (Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Sin Nombre, 2013)

 

Tomás Segovia fue un gran lector de novelas y cuentos. Cesare Pavese y Thomas Mann ocuparon en unos años sus desvelos, reconocía en Proust y su En busca del tiempo perdido la gran novela fundadora de una sensibilidad de la que él formaba parte. Dedicó algunas brillantes páginas a celebrar el genio de Cervantes y las aventuras de su ingenioso hidalgo. Los que lo escucharon en un curso que dedicó a Henry James recordarán el entusiasmo por el escritor angloamericano y su capacidad de captar el alma femenina. En Cartas de un jubilado y Los oídos del ángel, encuentra en la novela el género ideal para mirar su pasado sin volverse estatua de sal. Fruto de una sensibilidad a flor de piel la narración de Los oídos del ángel es un entrañable y riguroso retrato generacional en el que los personajes encarnan, no ideas y sentimientos, sino una manera de vivir.