Recuperan ensayos sobre el arte de Nissen perdidos en catálogos de exposiciones

  • El libro Expuesto: reportes y rumores en torno al arte y el arte de Brian Nissen fue presentado en el Centro Cultural Bella Época.
  • Incluye 16 textos del escultor, entre otros; cuando tengo algo que expresar, me pongo a escribir.


Merry Mac Masters
La Jornada
Marzo 7, 2009

Como los textos que se escriben para los catálogos de las exposiciones o se publican en la prensa suelen perderse, el escultor británico Brian Nissen (Londres, 1939), radicado en México, decidió reunir una serie de ensayos en un libro.

Se trata de Expuesto: reportes y rumores en torno al arte y el arte de Brian Nissen, coeditado por la Universidad Nacional Autónoma de México, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y DGE/ Equilibrista).
 


El volumen incluye textos, entre otros, de Carlos Fuentes, Dore Ashton, Arthur C. Danto, Laura Esquivel y Eliot Weinberger.

Se divide en dos partes: la primera comprende 16 ensayos del propio Nissen –algunos ya publicados en revistas.

“Brian es el más literario –y el más literato– de todos los artistas que conozco”, escribe Rubén Gallo en el prólogo de Expuesto..., y las lecturas han dejado huella en su arte”. Pero, no sólo lee, también escribe, pues en sus textos vemos una inquietud intelectual y una pasión por comprender los misterios de la creación artística que, por su frescura, su entusiasmo y su sencillez bien podría ser la de un joven de 20 años.
Los textos de Nissen, continúa el escritor, son pequeñas obras de arte: miniaturas que sirven de acompañamiento, en el sentido musical de la palabra, a las chinampas, mariposas, cangrejos y otras esculturas que ha elaborado en su taller.

Aunque no se considera escritor, a Nissen le gusta escribir de manera esporádica. Cuando tengo algo que expresar me pongo a escribir y me encanta, expresa el entrevistado. Todo tiene que ver con la pasión que tengo por la literatura y el ensayo, género que leo muchísimo más que la novela. Lo veo como una visión detrás del escenario, es decir, desde adentro, porque la visión frente el escenario es más crítica y analítica, puntualiza.



El problema de las falsificaciones

El primer texto de Nissen incluido en el libro, Desfile de identidad, trata de las falsificaciones, que aborda un tema que siempre le ha fascinado por dos razones: una, veo que hay obras falsas en los museos en todo el mundo. Debe de haber tres veces más Van Gogh en los museos que jamás pintó él. Lo que me llama la atención es que los expertos, tan expertos, pueden saber mucho de la técnica pero les falta el ojo.

Por otro lado, me intriga por qué hay un lado casi filosófico, metafísico en esto, porque uno piensa: ¿cuándo llega a ser falsa una obra? Si ni los expertos ni el público ni nadie saben que lo es, se manda a un museo, la aprecian, hablan de ella y un buen día resulta que la pintó fulano. Entonces, se vuelve algo desprestigiado. Hay muchos matices en este problema. Pasa con los pintores clásicos también, que tenían un taller. No sabemos qué tanto pintaron otros y el maestro sólo dio el toque final.

Otro tema abordado por Nissen es el cine biográfico hecho en torno a los artistas, quehacer que asume muy divertido, ya que “casi todas las películas son de un kitsch tremendo, de risa loca, siempre con clichés. Bueno, es la visión popular del artista como un ser medio loco, que no obedece a las leyes de la sociedad y el momento de eureka, donde se le prende el foco y se ilumina”.

El libro Expuesto: reportes y rumores en torno al arte y el arte de Brian Nissen fue presentado el jueves en el Centro Cultural Bella Época, del Fondo de Cultura Económica.